ULTIMAS NOTICIAS
latest

728x90

header-ad

468x60

header-ad

Motzei Pesaj 5775 en Beit Jabad Flores

Hace unos trescientos años, el Baal Shem Tov, Fundador del Movimiento Jasídico, instauró una nueva costumbre que enfatiza en gran medida la relación de Pesaj y Mashiaj. 
El último día de Pesaj, por la tarde, hizo una comida adicional, llamada “Seudat Mashiaj”.
El octavo día de Pesaj está estrechamente ligado a la venida del Mashiaj.
Como ocurrió con muchas otras enseñanzas del Baal Shem Tov, la costumbre de “Seudat Mashiaj” fue revelada públicamente (aunque se realizaba en forma privada también anteriormente) por los Rebes de Jabad.
Tal es así que en al año 5666 (1906) el quinto Rebe de la dinastía de Jabad, Rabí Shalom Dovber de Lubavitch, sumó a “Seudat Mashiaj” una costumbre adicional: beber en ella cuatro copas de vino.
 El sexto Rebe sumó "la danza del Mashiaj", donde no solo una parte del cuerpo se espiritualiza aspirando a la era Mesiánica, sino todo el cuerpo vibra para recibirla.
En los distintos Beit Jabad del mundo se realizó la Seudá luego de la Tefilá de Minjá, donde hombres, mujeres y niños tomaron las cuatro copas de vino ( o jugo de uva según la preferencia) y comieron frutas y matzá shemurá.
El Beit Jabad de Flores, no fue la execpción, se escucharon palabras del Rab. David Plotka y de algunos de los presentes.
Luego se realizó la tefilá de Arvit y se dijo Havdalá.
Si bien este año no tuvimos aún el sejut de recibir al Mashiaj, esta seudá es una forma de reconocer que lo estamos esperando.
También debemos saber que cada pequeña mitzvot que hagamos, acerca su llegada.
Pesaj, pasó, ya somos libres, que podamos seguir así, lejos de nuestras estrecheces para que podamos hacer realidad de que "El año próximo en Yerushalaim" no solo sea un deseo, sino una realidad.

« ANTERIOR
SIGUIENTE»

Buscar este blog

Facebook Comments APPID