ULTIMAS NOTICIAS
latest

728x90

ed

468x60

ed

Parashat Tetzaveh

Una de las conexiones que hay en nuestra parshá (porción semanal de la Torá) y Purim es que en la parshá de esta semana no se nombra ni una vez el nombre de Moshe, si no que esta dicho ATÁ (vos) que hace referencia a la esencia de Moshe que es mucho mas elevada que el nombre mismo.
La Meguilat Ester es la única escritura sagrada en la que no se nombra ni una vez el nombre de Hashem. La explicación simple para esto es por cuanto que fue escrita en los días del reinado de PARAS (Irán) y MADAI (otro país), incluso que los iehudim nombraban el nombre de Hashem, este no fue escrito porque los NO judíos lo traducían con nombres de otros dioses (idolatría). Pero por cuanto que para cada cosa hay una intención superior (espiritualmente) se puede explicar esto de una manera mucho mas profunda. 
Esto que dijimos que el nombre de Hashem no se encuentra de una manera explícita en toda la MEGUILÁ, aparentemente el nombre de PURIM no expresa el milagro de salvación, si no que todo lo contrario PUR (Dado), Amán el malvado sorteó en que día si iba a concretar el decreto que se ordenó de que todos los judíos tienen que morir en un solo día el cual fue sorteado y así borrar al pueblo de la faz de la tierra. Por eso es el nombre de PURIM. A pesar de todo esto purim es un día de alegría que supera los limites. 
Esto se va a entender cuando se razone y se medite en las acciones de Mordejai  Haiehudi y  Ester Hamalka los dos estaban en un puesto importante del reinado de Ajashverosh: Mordejai era un importante ministro y Ester era la reina. 
Podrían haber ido directo al rey, aprovechando sus cargos y convencerlo de que anule el decreto. Pero en realidad no fue así, lo primero que hicieron fue ayunar ( hoy en día ayuno de Ester) y volver en Teshubá y solamente después de esto intentaron hablar con el rey. 
Mordejai y Ester sabían que este terrible decreto no venía de parte del rey si no que Hashem mismo quiso que se decrete, para que los iehudim vuelvan en teshubá, se arrepientan de los pecados de haberse mezclado (casado) con otras naciones, o sea no judíos, y de haber tenido placer de los banquetes públicos que organizó el rey Ajashverosh para todas las naciones. Y una vez que Mordejai y Ester estaban seguros de que le pueblo volvió en teshubá se ocuparon de intentar anular el decreto de una forma "natural" sin apoyarse en milagros de por medio. 
Purim nos enseña como los iehudim miran al mundo. Todo lo que pasa en este mundo es solamente una "vestimenta" de la intención de Hashem. Cuando hay un decreto el iehudí enseguida busca su fuente espiritual y se despierta en él inmediatamente las ganas de volver en teshubá y "arreglar"sus caminos. 
El contenido oculto de Purim lo vemos en su mismo nombre PURIM, y en esto que no se encuentra el nombre de Hashem en la Meguilá. El dado que tiró Amán, el malvado para sortear el día en que se tenia que concretar el decreto, no fue así nomás sin motivo si no que fue por medio de Hashem, para despertar la teshubá en cada Iehudí. 
De esto aprendemos que Hashem se encuentra también en la naturaleza, como este ejemplo de Purim que ni si quiera se lo pronuncia ni una vez y a pesar de todo esto, aconteció un milagro impresionante, anulándose el decreto contra los judíos.
Cuando los iehudim estamos apegados a Hashem, tenemos el privilegio de ver milagros, incluso en la "oscuridad" misma, hasta llegar a un nivel de que "la noche como el día ilumina", que la oscuridad misma tiene la fuerza de iluminar como va ha ser en la cercana, completa y verdadera redención pronto en nuestros días.
« ANTERIOR
SIGUIENTE»

Facebook Comments APPID

Buscar este blog